ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

{Gargantuario. Nuevo poemario de los cien gaiteros del delirio}

{ Libro de odas y versos escritos en las paredes de la Taberna del Olvido. }

Archivos

Gargantuario en Blogia
GARGANTUARIO - NUEVO POEMARIO DEL OLVIDO

<Marzo 2021
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        


Categorías

  • Ahmed Ben Waddah
  • Alejandra Del Río
  • Alí Al Haded
  • Ana de Santana
  • Ana Istasrú
  • Analía Norak
  • André Breton
  • Angelina W. Grimke
  • Anónimo
  • Antonio Brañas
  • Antonio Casares
  • Antonio Machado
  • Araceli González Vázquez
  • Benito Lertxundi
  • Bertolt Brecht
  • Blas De Otero
  • Boulat Shalvovich Okoudjava
  • Carlos Cano
  • Carlos De La Púa
  • Carlos Orihuela
  • César Cortijo
  • César Vallejo
  • Charles Baudelaire
  • Charles Bukowski
  • Cumbia Villera
  • Daniel Mir
  • Douglas Mondo
  • Dulce María Loynaz
  • Émile Verhaeren
  • Etienne Toko-Nzaba
  • Extremoduro
  • Federico García Lorca
  • Félix María de Samaniego
  • Felix Rojas
  • Fray M. de la Serna
  • Fredi Guthmann
  • Gabriel Aresti
  • Gabriel Celaya
  • Gloria Fuertes
  • Gus Kahn y Walter Donaldson
  • Gustavo Adolfo Bécquer
  • Hanni Ossott
  • Ibrahim Ben Utman
  • Igor Elortza
  • James Elroy Flecker
  • J.A. Urbeltz
  • Javier Bozalongo Antoñanzas
  • Javier Egea
  • J. B. Elinzaburu
  • J. B. Nina
  • Jean Genet
  • J. Krahe - A. Pérez
  • Joaquin Sabina
  • Jorge Boccanera
  • Jorge Luis Borges
  • Jorge Oteiza
  • José Ángel Buesa
  • José García Nieto
  • José Hierro del Real
  • José Martí
  • José Pedroni
  • Juan Carlos Perez
  • Juan Manuel Jiménez Rivero
  • Juan Manuel Serrat
  • Jules Verne
  • Julio Cortazar
  • Kortatu
  • La Ronda de Boltaña
  • Leopoldo María Panero
  • Luis Á. Piñer
  • Luis Eduardo Aute
  • Manolo García y Quimi Portet
  • Manuel Del Cabral
  • Manuel Vázquez Montalbán
  • María Isabel Borja
  • María Montero
  • Mario Benedetti
  • Mario López
  • Matilde Alba Swann
  • Michel Sardou
  • Miguel de Unamuno
  • Nicolás Guillén
  • Odilon-Jean Périer
  • Paul Celan
  • Pere Gimferrer
  • Pío Baroja
  • Porfirio Barba Jacob
  • Rafael Alberti
  • Rafael Sánchez Mazas
  • Ramón María del Valle Inclán
  • Ricardo Carreira
  • Roberto Goijman
  • Rudyard Kipling
  • Santiago y Luis Auserón
  • Stephen Sondheim - M. Ichason y L. A. Morato
  • Toni Calvo
  • Valerio Magrelli
  • Vicente Aleixandre
  • Walt Whitman
  • Yván Silén

  • Documentos

  • Cuentos de los cien gaiteros del delirio

  • Blogalia

    Blogalia



    Califícame en Bitácoras.net:
    ©2002 Tenebris

    Inicio > Historias > Cuatro Poemas

    Cuatro Poemas


    César Cortijo

    Tienes la ciudad lejana como siempre,
    los hombres que han sido tu cárcel
    porque no los has comprendido y victoria
    sólo miras al pisar entre las lápidas
    del pequeño cementerio italiano.
    Hablas a la fotografía de las lápidas,
    a una imagen de la virgen, música sencilla
    y quisieras no saber cómo, vencido, vivirás
    en adelante, con esta pesquisa.

    Tienes las manos muertas
    Como si hubieras visto otra vez
    En esa pequeña muerte la doncella.
    ¿De verdad se muere por amor?

    Cansado estás de incrédulas astillas
    Y la gente. En Roma has hallado,
    A pesar de todo, tu inocencia. Estás en ella
    Difuminado hecho lumbre y paz y un poco
    Santo. No te avergüences entre los soldados
    Japoneses adoradores del plástico. Turistas
    Como tú.
    Es en serio que la luz descansa las miradas.
    Las hermanas haciéndonos cantar tras los curas ancianos,
    Ya sin prisa. Un catecismo que yo acepto.
    Fratelli piensas cuando escenificas las parodias.

    Y tanta dulzura en las colinas, en las azoteas amarillas
    Que babean ciertamente por Passolini y tantos otros, es increíble.
    Es increíble tanta dicha. ¿Es posible, hermanos,
    Que vayan a perdonarnos las traiciones?

    Y más abajo, junto al Tiber que soñabas blanco
    Perfecto de las flechas anteriores al desastre
    Vuelve el músculo a crecer de los caballos, las olas
    Cuadradas de las chicas, los cojones en su adobo
    Ahora encuentran brisa de pensamientos y sol
    Mármol nada más y calma vieja.

    Oh húndete en la hierba bajo los pinos romanos.

    ********


    Quitaré las barreras que te tengo,
    El dulce imperio de tus pechos inmortales
    Atravesará la pared de mi gélido tabú.
    Y los ciervos, vistos por segunda vez,
    Dirán con el miedo de su lengua mi sangre,
    Mi hora exacta, mi gel.
    Ellos son buenos intelectualmente.
    ¡Cuánto te he amado en los wateres de Caracalla!

    ********


    Qué hermoso es despertar con los pájaros cantando
    y triste, alejado de vosotros a quienes amo,
    y sin embargo, es verdad, es verdad, es verdad.

    ********


    Todas las chicas parecen tú misma.
    Será que de moda tu vestido de tirantes
    se ha puesto.
    En mi dionisiaco estado buscando
    aún más deshacernos.
    Oh tu glorioso vestido escotado hasta la luna.
    Hunde los bultos por oírlo en su círculo.

    El daño está hecho.

    Tu vestido negro ondea a estas horas
    en la fresca noche de agosto. Es de noche
    y esto alguna vez había que explicarlo:

    Yo estoy sentado en la silla de hierro
    y toneladas de coches, mil watios de luces,
    como pavos yendo y viniendo la gente se divierte
    chillando constantemente más joven, lentamente
    cantando para un amor cada vez más vitriólico
    y esto a ti no parece desquiciarte.
    Dices no quererme riendo y esto te hace más bella,
    más deseada e irresistiblemente funeral.

    2003-03-10 10:59 | 0 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://gargantua1.blogalia.com//trackbacks/5976

    Comentarios

    portada | subir