ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

{Gargantuario. Nuevo poemario de los cien gaiteros del delirio}

{ Libro de odas y versos escritos en las paredes de la Taberna del Olvido. }

Archivos

Gargantuario en Blogia
GARGANTUARIO - NUEVO POEMARIO DEL OLVIDO

<Marzo 2021
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        


Categorías

  • Ahmed Ben Waddah
  • Alejandra Del Río
  • Alí Al Haded
  • Ana de Santana
  • Ana Istasrú
  • Analía Norak
  • André Breton
  • Angelina W. Grimke
  • Anónimo
  • Antonio Brañas
  • Antonio Casares
  • Antonio Machado
  • Araceli González Vázquez
  • Benito Lertxundi
  • Bertolt Brecht
  • Blas De Otero
  • Boulat Shalvovich Okoudjava
  • Carlos Cano
  • Carlos De La Púa
  • Carlos Orihuela
  • César Cortijo
  • César Vallejo
  • Charles Baudelaire
  • Charles Bukowski
  • Cumbia Villera
  • Daniel Mir
  • Douglas Mondo
  • Dulce María Loynaz
  • Émile Verhaeren
  • Etienne Toko-Nzaba
  • Extremoduro
  • Federico García Lorca
  • Félix María de Samaniego
  • Felix Rojas
  • Fray M. de la Serna
  • Fredi Guthmann
  • Gabriel Aresti
  • Gabriel Celaya
  • Gloria Fuertes
  • Gus Kahn y Walter Donaldson
  • Gustavo Adolfo Bécquer
  • Hanni Ossott
  • Ibrahim Ben Utman
  • Igor Elortza
  • James Elroy Flecker
  • J.A. Urbeltz
  • Javier Bozalongo Antoñanzas
  • Javier Egea
  • J. B. Elinzaburu
  • J. B. Nina
  • Jean Genet
  • J. Krahe - A. Pérez
  • Joaquin Sabina
  • Jorge Boccanera
  • Jorge Luis Borges
  • Jorge Oteiza
  • José Ángel Buesa
  • José García Nieto
  • José Hierro del Real
  • José Martí
  • José Pedroni
  • Juan Carlos Perez
  • Juan Manuel Jiménez Rivero
  • Juan Manuel Serrat
  • Jules Verne
  • Julio Cortazar
  • Kortatu
  • La Ronda de Boltaña
  • Leopoldo María Panero
  • Luis Á. Piñer
  • Luis Eduardo Aute
  • Manolo García y Quimi Portet
  • Manuel Del Cabral
  • Manuel Vázquez Montalbán
  • María Isabel Borja
  • María Montero
  • Mario Benedetti
  • Mario López
  • Matilde Alba Swann
  • Michel Sardou
  • Miguel de Unamuno
  • Nicolás Guillén
  • Odilon-Jean Périer
  • Paul Celan
  • Pere Gimferrer
  • Pío Baroja
  • Porfirio Barba Jacob
  • Rafael Alberti
  • Rafael Sánchez Mazas
  • Ramón María del Valle Inclán
  • Ricardo Carreira
  • Roberto Goijman
  • Rudyard Kipling
  • Santiago y Luis Auserón
  • Stephen Sondheim - M. Ichason y L. A. Morato
  • Toni Calvo
  • Valerio Magrelli
  • Vicente Aleixandre
  • Walt Whitman
  • Yván Silén

  • Documentos

  • Cuentos de los cien gaiteros del delirio

  • Blogalia

    Blogalia



    Califícame en Bitácoras.net:
    ©2002 Tenebris

    Inicio > Historias > Vida de Flora

    Vida de Flora

    Por: Virgilio Piñera

    Pies de peces

    Tú tenías grandes pies y un tacón jorobado.
    Ponte la flor. Espérame, que vamos juntos de viaje.

    Tú tenías grandes pies. ¡Qué tristeza en el aire!
    ¿Quién se mordía la cola? ¿Quién cantaba ese aire?

    Tú tenías grandes pies, mi amiga en seco parada.
    Una gran luz te brotaba. De los pies, digo, te brotaba,
    y sin que nadie lo supiera te fue sorbiendo la nada.

    Un gran ruido se sentía en tu cuarto. ¿A Flora qué le pasa?
    Nada, que sus grandes pies ocupan todo el espacio.
    Sí, tú tenías, tenías la imponderable amargura de un zapato.

    Ibas y venías entre dos calientes planchas:
    Flora, mucho cuidado, que tus pies son muy grandes,
    y la peletería te contrata para exhibir sus hormas gigantes.

    Flora, cuántas veces recorrías el barrio
    pidiendo un poco de aceite y el brillo de la luna te encantaba.
    De pronto subían tus dos monstruos a la cama,
    tus monstruos horrorizados por una cucaracha.

    Flora, tus medias rojas cuelgan como lenguas de ahorcados.
    ¿En qué pies poner estas huérfanas? ¿Adónde tus últimos zapatos?

    Oye, Flora: tus pies no caben en el río que te ha de conducir a la nada,
    al país en que no hay grandes pies ni pequeñas manos ni ahorcados.
    Tú querías que tocaran el tambor para que las aves bajaran,
    las aves cantando entre tus dedos mientras el tambor repicaba.
    Un aire feroz ondulando por la rigidez de tus plantas,
    todo eso que tú pensabas cuando la plancha te doblegaba.

    Flora, te voy a acompañar hasta tu última morada.
    Tú tenías grandes pies y un tacón jorobado.


    2005-03-04 01:00 | 0 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://gargantua1.blogalia.com//trackbacks/27610

    Comentarios

    portada | subir