ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

{Gargantuario. Nuevo poemario de los cien gaiteros del delirio}

{ Libro de odas y versos escritos en las paredes de la Taberna del Olvido. }

Archivos

Gargantuario en Blogia
GARGANTUARIO - NUEVO POEMARIO DEL OLVIDO

<Marzo 2021
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        


Categorías

  • Ahmed Ben Waddah
  • Alejandra Del Río
  • Alí Al Haded
  • Ana de Santana
  • Ana Istasrú
  • Analía Norak
  • André Breton
  • Angelina W. Grimke
  • Anónimo
  • Antonio Brañas
  • Antonio Casares
  • Antonio Machado
  • Araceli González Vázquez
  • Benito Lertxundi
  • Bertolt Brecht
  • Blas De Otero
  • Boulat Shalvovich Okoudjava
  • Carlos Cano
  • Carlos De La Púa
  • Carlos Orihuela
  • César Cortijo
  • César Vallejo
  • Charles Baudelaire
  • Charles Bukowski
  • Cumbia Villera
  • Daniel Mir
  • Douglas Mondo
  • Dulce María Loynaz
  • Émile Verhaeren
  • Etienne Toko-Nzaba
  • Extremoduro
  • Federico García Lorca
  • Félix María de Samaniego
  • Felix Rojas
  • Fray M. de la Serna
  • Fredi Guthmann
  • Gabriel Aresti
  • Gabriel Celaya
  • Gloria Fuertes
  • Gus Kahn y Walter Donaldson
  • Gustavo Adolfo Bécquer
  • Hanni Ossott
  • Ibrahim Ben Utman
  • Igor Elortza
  • James Elroy Flecker
  • J.A. Urbeltz
  • Javier Bozalongo Antoñanzas
  • Javier Egea
  • J. B. Elinzaburu
  • J. B. Nina
  • Jean Genet
  • J. Krahe - A. Pérez
  • Joaquin Sabina
  • Jorge Boccanera
  • Jorge Luis Borges
  • Jorge Oteiza
  • José Ángel Buesa
  • José García Nieto
  • José Hierro del Real
  • José Martí
  • José Pedroni
  • Juan Carlos Perez
  • Juan Manuel Jiménez Rivero
  • Juan Manuel Serrat
  • Jules Verne
  • Julio Cortazar
  • Kortatu
  • La Ronda de Boltaña
  • Leopoldo María Panero
  • Luis Á. Piñer
  • Luis Eduardo Aute
  • Manolo García y Quimi Portet
  • Manuel Del Cabral
  • Manuel Vázquez Montalbán
  • María Isabel Borja
  • María Montero
  • Mario Benedetti
  • Mario López
  • Matilde Alba Swann
  • Michel Sardou
  • Miguel de Unamuno
  • Nicolás Guillén
  • Odilon-Jean Périer
  • Paul Celan
  • Pere Gimferrer
  • Pío Baroja
  • Porfirio Barba Jacob
  • Rafael Alberti
  • Rafael Sánchez Mazas
  • Ramón María del Valle Inclán
  • Ricardo Carreira
  • Roberto Goijman
  • Rudyard Kipling
  • Santiago y Luis Auserón
  • Stephen Sondheim - M. Ichason y L. A. Morato
  • Toni Calvo
  • Valerio Magrelli
  • Vicente Aleixandre
  • Walt Whitman
  • Yván Silén

  • Documentos

  • Cuentos de los cien gaiteros del delirio

  • Blogalia

    Blogalia



    Califícame en Bitácoras.net:
    ©2002 Tenebris

    Inicio > Historias > El baile de Águedas

    El baile de Águedas

    Por: Claudio Rodríguez

    Baile

    Veo que no queréis bailar conmigo
    y hacéis muy bien. Si hasta ahora
    no hice más que pisaros, si hasta ahora
    no moví al aire vuestro esos pies cojos.
    Tú siempre tan bailón, corazón mío,
    ¡Métete en fiesta; pronto,
    antes de que te quedes sin pareja!
    ¡Hoy no hay escuela! ¡al río,
    a lavarse primero,
    que hay que estar limpios cuando llegue la hora!
    Ya están ahí, ya vienen
    por el raíl con sol de la esperanza
    hombres de todo el mundo. Ya se ponen
    a dar fe de su empleo de alegría.
    ¿Quién no esperó la fiesta?
    ¿Quién los días del año
    no los pasó guardando bien la ropa
    para el día de hoy? Y ya ha llegado.
    Cuánto manteo, cuánta media blanca,
    cuánto refajo de lanilla, cuánto
    corto calzón. ¡Bien a lo vivo, como
    esa moza se pone su pañuelo,
    poned el alma así, bien a lo vivo!
    Echo de menos ahora
    aquellos tiempos en los que a sus fiestas
    se unía el hombre como el suero al queso.
    Entonces sí que daban
    su vida al sol, su aliento al aire, entonces
    sí que eran encarnados en la tierra.
    Para qué recordar. Estoy en medio
    de la fiesta y ya casi
    cuaja la noche pronta de febrero.
    Y aún sin bailar: yo solo.
    ¡Venid, bailad conmigo, que ya puedo
    arrimar la cintura bien, que puedo
    mover los pasos a vuestro aire hermoso!
    Águedas, aguedicas,
    decidles que me dejen
    bailar con ellos, que yo soy del pueblo,
    soy un vecino más, decid a todos
    que he esperado este día
    toda la vida! Oídlo.
    Óyeme tú, que ahora
    pasas al lado mío y un momento,
    sin darte cuenta, miras a lo alto
    y a tu corazón baja
    el baile eterno de Águedas del mundo,
    óyeme tú, que sabes
    que se acaba la fiesta y no la puedes
    guardar en casa como un limpio apero,
    y se te va, y ya nunca...
    tú, que pisas la tierra
    y aprietas tu pareja, y bailas, bailas.


    2005-03-02 01:00 | 0 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://gargantua1.blogalia.com//trackbacks/27512

    Comentarios

    portada | subir