ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

{Gargantuario. Nuevo poemario de los cien gaiteros del delirio}

{ Libro de odas y versos escritos en las paredes de la Taberna del Olvido. }

Archivos

Gargantuario en Blogia
GARGANTUARIO - NUEVO POEMARIO DEL OLVIDO

<Marzo 2021
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        


Categorías

  • Ahmed Ben Waddah
  • Alejandra Del Río
  • Alí Al Haded
  • Ana de Santana
  • Ana Istasrú
  • Analía Norak
  • André Breton
  • Angelina W. Grimke
  • Anónimo
  • Antonio Brañas
  • Antonio Casares
  • Antonio Machado
  • Araceli González Vázquez
  • Benito Lertxundi
  • Bertolt Brecht
  • Blas De Otero
  • Boulat Shalvovich Okoudjava
  • Carlos Cano
  • Carlos De La Púa
  • Carlos Orihuela
  • César Cortijo
  • César Vallejo
  • Charles Baudelaire
  • Charles Bukowski
  • Cumbia Villera
  • Daniel Mir
  • Douglas Mondo
  • Dulce María Loynaz
  • Émile Verhaeren
  • Etienne Toko-Nzaba
  • Extremoduro
  • Federico García Lorca
  • Félix María de Samaniego
  • Felix Rojas
  • Fray M. de la Serna
  • Fredi Guthmann
  • Gabriel Aresti
  • Gabriel Celaya
  • Gloria Fuertes
  • Gus Kahn y Walter Donaldson
  • Gustavo Adolfo Bécquer
  • Hanni Ossott
  • Ibrahim Ben Utman
  • Igor Elortza
  • James Elroy Flecker
  • J.A. Urbeltz
  • Javier Bozalongo Antoñanzas
  • Javier Egea
  • J. B. Elinzaburu
  • J. B. Nina
  • Jean Genet
  • J. Krahe - A. Pérez
  • Joaquin Sabina
  • Jorge Boccanera
  • Jorge Luis Borges
  • Jorge Oteiza
  • José Ángel Buesa
  • José García Nieto
  • José Hierro del Real
  • José Martí
  • José Pedroni
  • Juan Carlos Perez
  • Juan Manuel Jiménez Rivero
  • Juan Manuel Serrat
  • Jules Verne
  • Julio Cortazar
  • Kortatu
  • La Ronda de Boltaña
  • Leopoldo María Panero
  • Luis Á. Piñer
  • Luis Eduardo Aute
  • Manolo García y Quimi Portet
  • Manuel Del Cabral
  • Manuel Vázquez Montalbán
  • María Isabel Borja
  • María Montero
  • Mario Benedetti
  • Mario López
  • Matilde Alba Swann
  • Michel Sardou
  • Miguel de Unamuno
  • Nicolás Guillén
  • Odilon-Jean Périer
  • Paul Celan
  • Pere Gimferrer
  • Pío Baroja
  • Porfirio Barba Jacob
  • Rafael Alberti
  • Rafael Sánchez Mazas
  • Ramón María del Valle Inclán
  • Ricardo Carreira
  • Roberto Goijman
  • Rudyard Kipling
  • Santiago y Luis Auserón
  • Stephen Sondheim - M. Ichason y L. A. Morato
  • Toni Calvo
  • Valerio Magrelli
  • Vicente Aleixandre
  • Walt Whitman
  • Yván Silén

  • Documentos

  • Cuentos de los cien gaiteros del delirio

  • Blogalia

    Blogalia



    Califícame en Bitácoras.net:
    ©2002 Tenebris

    Inicio > Historias > El idilio de los volcanes

    El idilio de los volcanes

    Por: José Santos Chocano

    IxtacíhuatlEl Ixtacíhuatl traza la figura yacente
    de una mujer dormida bajo el Sol;
    el Popocatépetl flamea en los siglos
    como una apocalíptica visión;
    y estos dos volcanes solemnes
    tiene una historia de amor,
    digna de ser cantada en las complicaciones
    de una extraordinaria canción

    Ixtacíhuatl -hace ya miles de años-
    fue la princesa más parecida a una flor,
    que en la tribu de los viejos caciques
    del más gentil capitán se enamoró.

    El padre augustamente abrió los labios
    y díjole al capitán seductor
    que si tornaba un día con la cabeza
    del cacique enemigo clavada en un lanzón,
    encontraría preparados, a un tiempo mismo,
    el festín de su triunfo y el lecho de su amor.

    Y Popocatépetl fuese a la guerra
    con una esperanza en el corazón:
    domó las rebeldías de las selvas obstinadas,
    el motín de los riscos contra su paso vencedor,
    la osadía despeñada de los torrentes,
    la asechanza de los pantanos en traición;
    y contra cientos de cientos de soldados,
    por años de años gallardamente combatió.

    Al fin tornó a la tribu; y la cabeza
    del cacique enemigo sangraba en su lanzón.
    Halló el festín del triunfo preparado,
    pero no así el lecho de su amor:
    en vez del lecho encontró el túmulo
    en que su novia, dormida bajo el Sol,
    esperaba en su frente el beso póstumo
    de la boca que nunca en vida la besó.

    Y Popocatépetl quebró en sus rodillas
    el haz de flechas; y, en una sorda voz,
    conjuró las sombras de sus antepasados
    contra las crueldades de su impasible dios.
    Era la vida suya, muy suya,
    porque contra la muerte la ganó:
    tenía el triunfo, la riqueza, el poderío
    pero no tenía el amor...

    Entonces, hizo que veinte mil esclavos
    alzaran un gran túmulo ante el Sol:
    amontonó diez cumbres
    en una escalinata como de alucinación;
    tomó en sus brazos a su amada,
    y él mismo sobre el túmulo la colocó;
    luego encendió una antorcha, y, para siempre,
    quedóse en pie alumbrando el sarcófago de su dolor.

    Duerme en paz, Ixtacíhuatl: nunca los tiempos
    borrarán los perfiles de tu casta expresión.
    Vela en paz, Popocatépetl: nunca los huracanes
    apagarán tu antorcha eterna como el amor...


    2004-04-16 01:00 | 1 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://gargantua1.blogalia.com//trackbacks/17652

    Comentarios

    1
    De: CAROLINA TORRES FLORES Fecha: 2011-04-15 21:22

    ESTE POEMA ESTA CHINGON EN VERDAD ES ESPECTACOLAR SALUDOS A EL AUTOR QUE PADRE



    portada | subir