ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

{Gargantuario. Nuevo poemario de los cien gaiteros del delirio}

{ Libro de odas y versos escritos en las paredes de la Taberna del Olvido. }

Archivos

Gargantuario en Blogia
GARGANTUARIO - NUEVO POEMARIO DEL OLVIDO

<Marzo 2021
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        


Categorías

  • Ahmed Ben Waddah
  • Alejandra Del Río
  • Alí Al Haded
  • Ana de Santana
  • Ana Istasrú
  • Analía Norak
  • André Breton
  • Angelina W. Grimke
  • Anónimo
  • Antonio Brañas
  • Antonio Casares
  • Antonio Machado
  • Araceli González Vázquez
  • Benito Lertxundi
  • Bertolt Brecht
  • Blas De Otero
  • Boulat Shalvovich Okoudjava
  • Carlos Cano
  • Carlos De La Púa
  • Carlos Orihuela
  • César Cortijo
  • César Vallejo
  • Charles Baudelaire
  • Charles Bukowski
  • Cumbia Villera
  • Daniel Mir
  • Douglas Mondo
  • Dulce María Loynaz
  • Émile Verhaeren
  • Etienne Toko-Nzaba
  • Extremoduro
  • Federico García Lorca
  • Félix María de Samaniego
  • Felix Rojas
  • Fray M. de la Serna
  • Fredi Guthmann
  • Gabriel Aresti
  • Gabriel Celaya
  • Gloria Fuertes
  • Gus Kahn y Walter Donaldson
  • Gustavo Adolfo Bécquer
  • Hanni Ossott
  • Ibrahim Ben Utman
  • Igor Elortza
  • James Elroy Flecker
  • J.A. Urbeltz
  • Javier Bozalongo Antoñanzas
  • Javier Egea
  • J. B. Elinzaburu
  • J. B. Nina
  • Jean Genet
  • J. Krahe - A. Pérez
  • Joaquin Sabina
  • Jorge Boccanera
  • Jorge Luis Borges
  • Jorge Oteiza
  • José Ángel Buesa
  • José García Nieto
  • José Hierro del Real
  • José Martí
  • José Pedroni
  • Juan Carlos Perez
  • Juan Manuel Jiménez Rivero
  • Juan Manuel Serrat
  • Jules Verne
  • Julio Cortazar
  • Kortatu
  • La Ronda de Boltaña
  • Leopoldo María Panero
  • Luis Á. Piñer
  • Luis Eduardo Aute
  • Manolo García y Quimi Portet
  • Manuel Del Cabral
  • Manuel Vázquez Montalbán
  • María Isabel Borja
  • María Montero
  • Mario Benedetti
  • Mario López
  • Matilde Alba Swann
  • Michel Sardou
  • Miguel de Unamuno
  • Nicolás Guillén
  • Odilon-Jean Périer
  • Paul Celan
  • Pere Gimferrer
  • Pío Baroja
  • Porfirio Barba Jacob
  • Rafael Alberti
  • Rafael Sánchez Mazas
  • Ramón María del Valle Inclán
  • Ricardo Carreira
  • Roberto Goijman
  • Rudyard Kipling
  • Santiago y Luis Auserón
  • Stephen Sondheim - M. Ichason y L. A. Morato
  • Toni Calvo
  • Valerio Magrelli
  • Vicente Aleixandre
  • Walt Whitman
  • Yván Silén

  • Documentos

  • Cuentos de los cien gaiteros del delirio

  • Blogalia

    Blogalia



    Califícame en Bitácoras.net:
    ©2002 Tenebris

    Inicio > Historias > Orhoit Gutaz

    Orhoit Gutaz

    Por: Miguel de Unamuno

    Biriatuko eliza - Orhoit Gutaz
    En la pequeña iglesia de Biriatu, a orillas del Bidasoa, hay un mármol funerario con la lista de los once hijos de Biriatu que murieron por Francia en la gran guerra. En la cabecera dice: "A sus hijos que han muerto en la guerra, el pueblo de Biriatu". Luego, la lista de los muertos. Y debajo:
    Orhoit Gutaz, esto es, "Acordaos de nosotros"
    .


    Pasasteis como pasan por el roble
    las hojas que arrebata en primavera
    pedrisco intempestivo;
    pasasteis, hijos de mi raza noble,
    vestida el alma de infantil eusquera,
    pasasteis al archivo
    de mármol funeral de una iglesiuca
    que en el regazo recogido y verde
    del Pirineo vasco
    al tibio sol del monte se acurruca.
    Abajo, el Bidasoa va y se pierde
    en la mar; un peñasco
    recoge de sus olas el gemido,
    que pasan, tal las hojas rumorosas,
    tal vosotros, oscuros
    hijos sumisos del hogar henchido
    de silenciosa tradición. Las fosas
    que a vuestros huesos, puros,
    blancos, les dan de última cuna lecho,
    fosas que abrió el cañón en sorda guerra,
    no escucharán el canto
    de la materna lluvia que el helecho
    deja caer en vuestra patria tierra
    como celeste llanto...
    No escucharán la esquila de la vaca
    que en la ladera, al pie del caserío,
    dobla su cuello al suelo,
    ni a lo lejos la voz de la resaca
    de la mar que amamanta a vuestro río
    y es canto de consuelo.
    Fuisteis como corderos, en los ojos
    guardando la sonrisa dolorida
    —lágrimas del ocaso—,
    de vuestras madres —el alma de hinojos—,
    ¡y en la agonía de la paz la vida
    rendisteis al acaso!...
    ¿Por qué? ¿Por qué? Jamás esta pregunta
    terrible torturó vuestra inocencia;
    nacisteis... nadie sabe
    por qué ni para qué... ara la yunta,
    y el campo que ara es toda su conciencia,
    y canta y vuela el ave...
    ¡Orhoit Gutaz! Pedís nuestro recuerdo
    y una lección nos dais de mansedumbre;
    calle el porqué..., vivamos
    como habéis muerto, sin porqué, es lo cuerdo...
    los ríos a la mar..., es la costumbre
    y con ella pasamos...


    2004-04-09 01:00 | 0 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://gargantua1.blogalia.com//trackbacks/17442

    Comentarios

    portada | subir