ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

{Gargantuario. Nuevo poemario de los cien gaiteros del delirio}

{ Libro de odas y versos escritos en las paredes de la Taberna del Olvido. }

Archivos

Gargantuario en Blogia
GARGANTUARIO - NUEVO POEMARIO DEL OLVIDO

<Marzo 2021
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        


Categorías

  • Ahmed Ben Waddah
  • Alejandra Del Río
  • Alí Al Haded
  • Ana de Santana
  • Ana Istasrú
  • Analía Norak
  • André Breton
  • Angelina W. Grimke
  • Anónimo
  • Antonio Brañas
  • Antonio Casares
  • Antonio Machado
  • Araceli González Vázquez
  • Benito Lertxundi
  • Bertolt Brecht
  • Blas De Otero
  • Boulat Shalvovich Okoudjava
  • Carlos Cano
  • Carlos De La Púa
  • Carlos Orihuela
  • César Cortijo
  • César Vallejo
  • Charles Baudelaire
  • Charles Bukowski
  • Cumbia Villera
  • Daniel Mir
  • Douglas Mondo
  • Dulce María Loynaz
  • Émile Verhaeren
  • Etienne Toko-Nzaba
  • Extremoduro
  • Federico García Lorca
  • Félix María de Samaniego
  • Felix Rojas
  • Fray M. de la Serna
  • Fredi Guthmann
  • Gabriel Aresti
  • Gabriel Celaya
  • Gloria Fuertes
  • Gus Kahn y Walter Donaldson
  • Gustavo Adolfo Bécquer
  • Hanni Ossott
  • Ibrahim Ben Utman
  • Igor Elortza
  • James Elroy Flecker
  • J.A. Urbeltz
  • Javier Bozalongo Antoñanzas
  • Javier Egea
  • J. B. Elinzaburu
  • J. B. Nina
  • Jean Genet
  • J. Krahe - A. Pérez
  • Joaquin Sabina
  • Jorge Boccanera
  • Jorge Luis Borges
  • Jorge Oteiza
  • José Ángel Buesa
  • José García Nieto
  • José Hierro del Real
  • José Martí
  • José Pedroni
  • Juan Carlos Perez
  • Juan Manuel Jiménez Rivero
  • Juan Manuel Serrat
  • Jules Verne
  • Julio Cortazar
  • Kortatu
  • La Ronda de Boltaña
  • Leopoldo María Panero
  • Luis Á. Piñer
  • Luis Eduardo Aute
  • Manolo García y Quimi Portet
  • Manuel Del Cabral
  • Manuel Vázquez Montalbán
  • María Isabel Borja
  • María Montero
  • Mario Benedetti
  • Mario López
  • Matilde Alba Swann
  • Michel Sardou
  • Miguel de Unamuno
  • Nicolás Guillén
  • Odilon-Jean Périer
  • Paul Celan
  • Pere Gimferrer
  • Pío Baroja
  • Porfirio Barba Jacob
  • Rafael Alberti
  • Rafael Sánchez Mazas
  • Ramón María del Valle Inclán
  • Ricardo Carreira
  • Roberto Goijman
  • Rudyard Kipling
  • Santiago y Luis Auserón
  • Stephen Sondheim - M. Ichason y L. A. Morato
  • Toni Calvo
  • Valerio Magrelli
  • Vicente Aleixandre
  • Walt Whitman
  • Yván Silén

  • Documentos

  • Cuentos de los cien gaiteros del delirio

  • Blogalia

    Blogalia



    Califícame en Bitácoras.net:
    ©2002 Tenebris

    Inicio > Historias > Apéndice

    Apéndice

    Por: Gottfried Benn

    Autopsia di un poeta - Luigi Regianini

    Todo está pulcro y preparado para el corte.
    Los cuchillos humean. El abdomen marcado.
    Bajo paños blancos hay algo que gime.

    "Señor profesor, todo está listo."

    La primera incisión. Como si el pan se rebanara.
    "¡Pinzas!" Algo púrpura brota.
    Más profundo. Los músculos: húmedos, brillantes, frescos.
    ¿Hay un ramo de rosas sobre la mesa?

    ¿Es pus lo que salta?
    ¿Habrán cortado el intestino?
    "Doctor, si se para contra la luz,
    ni el diablo puede ver el diafragma.
    Anestesia, no puedo operar,
    el hombre se va de paseo con su estómago."

    Silencio, pesado, húmedo. En el vacío
    tintinea una tijera en el suelo.
    y la enfermera angelical
    ofrece algodones esterilizados.

    "¡No puedo encontrar nada en esta porquería!"
    "Sangre se oscurece. ¡Quíteme la mascarilla!"
    "Pero -Dios del cielo- querido,
    ¡apriete más esos talones!"
    Todo deforme. ¡Por fin: aquí está!
    "¡El hierro candente, enfermera!" Un siseo.

    Por esta vez tuviste suerte, hijo mío.
    La cosa estaba a punto de perforarse.
    "¿Ve usted la pequeña mancha verde?
    Tres horas y el estómago se llenaba de mierda."

    Vientre cerrado, Piel cosida. "¡Esparadrapos, acá!
    Buenos días, señores."
    La sala se vacía.
    Furiosa castañea y rechina con las mejillas
    la muerte se escurre a la barraca de los cancerosos.

    Hombre y mujer caminan por la barraca de los cancerosos

    El hombre:
    En esta fila regazos destruidos,
    en esta otra pechos destruidos.
    Cama apesta junto a cama. Las enfermeras se turnan cada hora.

    Ven, levanta sin miedo esta manta.
    Mira, este grumo de grasa y humores podridos,
    alguna vez fue importante para un hombre
    y también se llamaba patria y delirio.

    Ven, mira esas cicatrices en el pecho.
    ¿Sientes el rosario de nudos blandos?
    Toca sin temor. La carne es suave y no duele.

    Esta mujer sangra como si tuviera treinta cuerpos.
    Ningún ser humano tiene tanta sangre.
    A ésta primero le cortaron
    un niño del enfermo regazo.

    Los dejan dormir. Día y noche. -A los nuevos
    se les dice: aquí el sueño es curativo-. Sólo los domingos,
    para las visitas, se les deja un rato despiertos.

    Es poca la comida que aún se consume. Las espaldas
    están llenas de heridas. Mira las moscas. A veces
    los lava una enfermera. Como se lavan los bancos.

    Aquí se hincha alrededor de cada cama el campo labrado.
    Carne se vuelve llanura. Fuego se pierde.
    Humor se apresta a correr. Tierra llama.


    2004-03-31 01:00 | 0 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://gargantua1.blogalia.com//trackbacks/17204

    Comentarios

    portada | subir