ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

{Gargantuario. Nuevo poemario de los cien gaiteros del delirio}

{ Libro de odas y versos escritos en las paredes de la Taberna del Olvido. }

Archivos

Gargantuario en Blogia
GARGANTUARIO - NUEVO POEMARIO DEL OLVIDO

<Marzo 2021
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        


Categorías

  • Ahmed Ben Waddah
  • Alejandra Del Río
  • Alí Al Haded
  • Ana de Santana
  • Ana Istasrú
  • Analía Norak
  • André Breton
  • Angelina W. Grimke
  • Anónimo
  • Antonio Brañas
  • Antonio Casares
  • Antonio Machado
  • Araceli González Vázquez
  • Benito Lertxundi
  • Bertolt Brecht
  • Blas De Otero
  • Boulat Shalvovich Okoudjava
  • Carlos Cano
  • Carlos De La Púa
  • Carlos Orihuela
  • César Cortijo
  • César Vallejo
  • Charles Baudelaire
  • Charles Bukowski
  • Cumbia Villera
  • Daniel Mir
  • Douglas Mondo
  • Dulce María Loynaz
  • Émile Verhaeren
  • Etienne Toko-Nzaba
  • Extremoduro
  • Federico García Lorca
  • Félix María de Samaniego
  • Felix Rojas
  • Fray M. de la Serna
  • Fredi Guthmann
  • Gabriel Aresti
  • Gabriel Celaya
  • Gloria Fuertes
  • Gus Kahn y Walter Donaldson
  • Gustavo Adolfo Bécquer
  • Hanni Ossott
  • Ibrahim Ben Utman
  • Igor Elortza
  • James Elroy Flecker
  • J.A. Urbeltz
  • Javier Bozalongo Antoñanzas
  • Javier Egea
  • J. B. Elinzaburu
  • J. B. Nina
  • Jean Genet
  • J. Krahe - A. Pérez
  • Joaquin Sabina
  • Jorge Boccanera
  • Jorge Luis Borges
  • Jorge Oteiza
  • José Ángel Buesa
  • José García Nieto
  • José Hierro del Real
  • José Martí
  • José Pedroni
  • Juan Carlos Perez
  • Juan Manuel Jiménez Rivero
  • Juan Manuel Serrat
  • Jules Verne
  • Julio Cortazar
  • Kortatu
  • La Ronda de Boltaña
  • Leopoldo María Panero
  • Luis Á. Piñer
  • Luis Eduardo Aute
  • Manolo García y Quimi Portet
  • Manuel Del Cabral
  • Manuel Vázquez Montalbán
  • María Isabel Borja
  • María Montero
  • Mario Benedetti
  • Mario López
  • Matilde Alba Swann
  • Michel Sardou
  • Miguel de Unamuno
  • Nicolás Guillén
  • Odilon-Jean Périer
  • Paul Celan
  • Pere Gimferrer
  • Pío Baroja
  • Porfirio Barba Jacob
  • Rafael Alberti
  • Rafael Sánchez Mazas
  • Ramón María del Valle Inclán
  • Ricardo Carreira
  • Roberto Goijman
  • Rudyard Kipling
  • Santiago y Luis Auserón
  • Stephen Sondheim - M. Ichason y L. A. Morato
  • Toni Calvo
  • Valerio Magrelli
  • Vicente Aleixandre
  • Walt Whitman
  • Yván Silén

  • Documentos

  • Cuentos de los cien gaiteros del delirio

  • Blogalia

    Blogalia



    Califícame en Bitácoras.net:
    ©2002 Tenebris

    Inicio > Historias > Poema doble del lago Edem

    Poema doble del lago Edem

    Por: Federico García Lorca.

    Nuestro ganado pace, el viento espira
    Garcilaso


    Era mi voz antigua
    ignorante de los densos jugos amargos.
    La adivino lamiendo mis pies
    bajo los frágiles helechos mojados.

    ¡Ay voz antigua de mi amor,
    ay voz de mi verdad,
    ay voz de mi abierto costado,
    cuando todas las rosas manaban de mi lengua
    y el césped no conocía la impasible dentadura del caballo!

    Estás aquí bebiendo mi sangre,
    bebiendo mi humor de niño pesado,
    mientras mis ojos se quiebran en el viento
    con el aluminio y las voces de los borrachos.

    Déjame pasar la puerta
    donde Eva come hormigas
    y Adán fecunda peces deslumbrados.
    Déjame pasar, hombrecillo de los cuernos,
    al bosque de los desperezos
    y los alegrísimos saltos.

    Yo sé el uso más secreto
    que tiene un viejo alfiler oxidado
    y sé del horror de unos ojos despiertos
    sobre la superficie concreta del plato.

    Pero no quiero mundo ni sueño, voz divina,
    quiero mi libertad, mi amor humano
    en el rincón más oscuro de la brisa que nadie quiera.
    ¡Mi amor humano!

    Esos perros marinos se persiguen
    y el viento acecha troncos descuidados.
    ¡Oh voz antigua, quema con tu lengua
    esta voz de hojalata y de talco!

    Quiero llorar porque me da la gana
    como lloran los niños del último banco,
    porque yo no soy un hombre, ni un poeta, ni una hoja,
    pero sí un pulso herido que sonda las cosas del otro lado.

    Quiero llorar diciendo mi nombre,
    rosa, niño y abeto a la orilla de este lago,
    para decir mi verdad de hombre de sangre
    matando en mí la burla y la sugestión del vocablo.

    No, no, yo no pregunto, yo deseo,
    voz mía libertada que me lames las manos.
    En el laberinto de biombos es mi desnudo el que recibe
    la luna de castigo y el reloj encenizado.

    Así hablaba yo.
    Así hablaba yo cuando Saturno detuvo los trenes
    y la bruma y el Sueño y la Muerte me estaban buscando.
    Me estaban buscando
    allí donde mugen las vacas que tienen patitas de paje
    y allí donde flota mi cuerpo entre los equilibrios contrarios.




    El presente poema pertenece al capítulo Poemas del lago Edem Mills del libro Poeta en Nueva York y está dedicado a Eduardo Ugarte



    2004-03-22 01:00 | 0 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://gargantua1.blogalia.com//trackbacks/16945

    Comentarios

    portada | subir