ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

{Gargantuario. Nuevo poemario de los cien gaiteros del delirio}

{ Libro de odas y versos escritos en las paredes de la Taberna del Olvido. }

Archivos

Gargantuario en Blogia
GARGANTUARIO - NUEVO POEMARIO DEL OLVIDO

<Marzo 2021
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        


Categorías

  • Ahmed Ben Waddah
  • Alejandra Del Río
  • Alí Al Haded
  • Ana de Santana
  • Ana Istasrú
  • Analía Norak
  • André Breton
  • Angelina W. Grimke
  • Anónimo
  • Antonio Brañas
  • Antonio Casares
  • Antonio Machado
  • Araceli González Vázquez
  • Benito Lertxundi
  • Bertolt Brecht
  • Blas De Otero
  • Boulat Shalvovich Okoudjava
  • Carlos Cano
  • Carlos De La Púa
  • Carlos Orihuela
  • César Cortijo
  • César Vallejo
  • Charles Baudelaire
  • Charles Bukowski
  • Cumbia Villera
  • Daniel Mir
  • Douglas Mondo
  • Dulce María Loynaz
  • Émile Verhaeren
  • Etienne Toko-Nzaba
  • Extremoduro
  • Federico García Lorca
  • Félix María de Samaniego
  • Felix Rojas
  • Fray M. de la Serna
  • Fredi Guthmann
  • Gabriel Aresti
  • Gabriel Celaya
  • Gloria Fuertes
  • Gus Kahn y Walter Donaldson
  • Gustavo Adolfo Bécquer
  • Hanni Ossott
  • Ibrahim Ben Utman
  • Igor Elortza
  • James Elroy Flecker
  • J.A. Urbeltz
  • Javier Bozalongo Antoñanzas
  • Javier Egea
  • J. B. Elinzaburu
  • J. B. Nina
  • Jean Genet
  • J. Krahe - A. Pérez
  • Joaquin Sabina
  • Jorge Boccanera
  • Jorge Luis Borges
  • Jorge Oteiza
  • José Ángel Buesa
  • José García Nieto
  • José Hierro del Real
  • José Martí
  • José Pedroni
  • Juan Carlos Perez
  • Juan Manuel Jiménez Rivero
  • Juan Manuel Serrat
  • Jules Verne
  • Julio Cortazar
  • Kortatu
  • La Ronda de Boltaña
  • Leopoldo María Panero
  • Luis Á. Piñer
  • Luis Eduardo Aute
  • Manolo García y Quimi Portet
  • Manuel Del Cabral
  • Manuel Vázquez Montalbán
  • María Isabel Borja
  • María Montero
  • Mario Benedetti
  • Mario López
  • Matilde Alba Swann
  • Michel Sardou
  • Miguel de Unamuno
  • Nicolás Guillén
  • Odilon-Jean Périer
  • Paul Celan
  • Pere Gimferrer
  • Pío Baroja
  • Porfirio Barba Jacob
  • Rafael Alberti
  • Rafael Sánchez Mazas
  • Ramón María del Valle Inclán
  • Ricardo Carreira
  • Roberto Goijman
  • Rudyard Kipling
  • Santiago y Luis Auserón
  • Stephen Sondheim - M. Ichason y L. A. Morato
  • Toni Calvo
  • Valerio Magrelli
  • Vicente Aleixandre
  • Walt Whitman
  • Yván Silén

  • Documentos

  • Cuentos de los cien gaiteros del delirio

  • Blogalia

    Blogalia



    Califícame en Bitácoras.net:
    ©2002 Tenebris

    Inicio > Historias > Paisaje de la multitud que vomita- Anochecer en Coney Island

    Paisaje de la multitud que vomita- Anochecer en Coney Island

    Por: Federico García Lorca.

    La mujer gorda venía delante
    arrancando las raíces y mojando el pergamino de los tambores;
    la mujer gorda
    que vuelve del revés los pulpos agonizantes.
    La mujer gorda, enemiga de la luna,
    corría por las calles y los pisos deshabitados
    y dejaba por los rincones pequeñas calaveras de paloma
    y levantaba las furias de los banquetes de los siglos últimos
    y llamaba al demonio del pan por las colinas del cielo barrido
    y filtraba un ansia de luz en las circulaciones subterráneas.
    Son los cementerios, lo sé, son los cementerios
    y el dolor de las cocinas enterradas bajo la arena,
    son los muertos, los faisanes y las manzanas de otra hora
    los que nos empujan en la garganta.

    Llegaban los rumores de la selva del vómito
    con las mujeres vacías, con niños de cera caliente,
    con árboles fermentados y camareros incansables
    que sirven platos de sal bajo las arpas de la saliva.
    Sin remedio, hijo mío, ¡vomita! No hay remedio.
    No es el vómito de los húsares sobre los pechos de la prostituta,
    ni el vómito del gato que se tragó una rana por descuido.
    Son los muertos que arañan con sus manos de tierra
    las puertas de pedernal donde se pudren nublos y postres.

    La mujer gorda venía delante
    con las gentes de los barcos, de las tabernas y de los jardines.
    El vómito agitaba delicadamente sus tambores
    entre algunas niñas de sangre
    que pedían protección a la luna.
    ¡Ay de mí! ¡Ay de mí! ¡Ay de mi!
    Esta mirada mía fue mía, pero ya no es mía,
    esta mirada que tiembla desnuda por el alcohol
    y despide barcos increíbles
    por las anémonas de los muelles.
    Me defiendo con esta mirada
    que mana de las ondas por donde el alba no se atreve,
    yo, poeta sin brazos, perdido
    entre la multitud que vomita,
    sin caballo efusivo que corte
    los espesos musgos de mis sienes.
    Pero la mujer gorda seguía delante
    y la gente buscaba las farmacias
    donde el amargo trópico se fija.
    Sólo cuando izaron la bandera y llegaron los primeros canes
    la ciudad entera se agolpó en las barandillas del embarcadero.




    New York, 29 de diciembre de 1929. El presente poema pertenece al capítulo intitulado Calles y sueños del libro Poeta en Nueva York y está dedicado a Rafael R. Rapún



    2004-03-22 01:00 | 0 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://gargantua1.blogalia.com//trackbacks/16936

    Comentarios

    portada | subir