ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

{Gargantuario. Nuevo poemario de los cien gaiteros del delirio}

{ Libro de odas y versos escritos en las paredes de la Taberna del Olvido. }

Archivos

Gargantuario en Blogia
GARGANTUARIO - NUEVO POEMARIO DEL OLVIDO

<Marzo 2021
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        


Categorías

  • Ahmed Ben Waddah
  • Alejandra Del Río
  • Alí Al Haded
  • Ana de Santana
  • Ana Istasrú
  • Analía Norak
  • André Breton
  • Angelina W. Grimke
  • Anónimo
  • Antonio Brañas
  • Antonio Casares
  • Antonio Machado
  • Araceli González Vázquez
  • Benito Lertxundi
  • Bertolt Brecht
  • Blas De Otero
  • Boulat Shalvovich Okoudjava
  • Carlos Cano
  • Carlos De La Púa
  • Carlos Orihuela
  • César Cortijo
  • César Vallejo
  • Charles Baudelaire
  • Charles Bukowski
  • Cumbia Villera
  • Daniel Mir
  • Douglas Mondo
  • Dulce María Loynaz
  • Émile Verhaeren
  • Etienne Toko-Nzaba
  • Extremoduro
  • Federico García Lorca
  • Félix María de Samaniego
  • Felix Rojas
  • Fray M. de la Serna
  • Fredi Guthmann
  • Gabriel Aresti
  • Gabriel Celaya
  • Gloria Fuertes
  • Gus Kahn y Walter Donaldson
  • Gustavo Adolfo Bécquer
  • Hanni Ossott
  • Ibrahim Ben Utman
  • Igor Elortza
  • James Elroy Flecker
  • J.A. Urbeltz
  • Javier Bozalongo Antoñanzas
  • Javier Egea
  • J. B. Elinzaburu
  • J. B. Nina
  • Jean Genet
  • J. Krahe - A. Pérez
  • Joaquin Sabina
  • Jorge Boccanera
  • Jorge Luis Borges
  • Jorge Oteiza
  • José Ángel Buesa
  • José García Nieto
  • José Hierro del Real
  • José Martí
  • José Pedroni
  • Juan Carlos Perez
  • Juan Manuel Jiménez Rivero
  • Juan Manuel Serrat
  • Jules Verne
  • Julio Cortazar
  • Kortatu
  • La Ronda de Boltaña
  • Leopoldo María Panero
  • Luis Á. Piñer
  • Luis Eduardo Aute
  • Manolo García y Quimi Portet
  • Manuel Del Cabral
  • Manuel Vázquez Montalbán
  • María Isabel Borja
  • María Montero
  • Mario Benedetti
  • Mario López
  • Matilde Alba Swann
  • Michel Sardou
  • Miguel de Unamuno
  • Nicolás Guillén
  • Odilon-Jean Périer
  • Paul Celan
  • Pere Gimferrer
  • Pío Baroja
  • Porfirio Barba Jacob
  • Rafael Alberti
  • Rafael Sánchez Mazas
  • Ramón María del Valle Inclán
  • Ricardo Carreira
  • Roberto Goijman
  • Rudyard Kipling
  • Santiago y Luis Auserón
  • Stephen Sondheim - M. Ichason y L. A. Morato
  • Toni Calvo
  • Valerio Magrelli
  • Vicente Aleixandre
  • Walt Whitman
  • Yván Silén

  • Documentos

  • Cuentos de los cien gaiteros del delirio

  • Blogalia

    Blogalia



    Califícame en Bitácoras.net:
    ©2002 Tenebris

    Inicio > Historias > ¡Soy el amante de Dios!

    ¡Soy el amante de Dios!

    Por: Yván Silén

    I
    Más difícil que matar un pájaro
    son las calles del exilio. Más difícil
    que matar son las calles de la nada.
    Más difícil qu'escapar a un amigo
    son las calles de los sueños. Más arduo
    que el cielo las calles de la carne. Más
    arduo que nombrarte es el deseo
    de beberte. Más oscuro que'l alma

    es el sonido de tus manos y las hojas
    redondas del otoño, y los murmullos
    de la luna, y los gatos de la espera.

    Más difícil que l'angustia son los pasos
    de la muerte. Más incierto que Dios
    los caminos redondos de la vida.

    II
    ...los moteles esquivos de la noche
    do me como el lenguaje y lo defeco,
    lo vuelvo a manyar y me como la eñe,
    me como la zeta y me como tu sed...

    En los hostales siniestros del amor
    me como la muerte, pequeño erizo,
    me como la red, me como la mar,
    me como la briza, me como la sed.

    En las sombras inquietas de los monjes
    oigo el sonido jorobado de tus manos y oigo
    el gemido añil de los demiurgos.

    En los páramos umbrosos de tu risa
    escucho mi sed pidiendo auxilio y
    escucho a mi canción pidiendo sed.

    III
    La suerte de haber bordeado la muerte
    (tus pasos, lo incierto —la multitud
    de voces queriendo ser poetas—).
    La noche precipitada sobre tus ojos.

    La nada pidiendo sed en medio de tu risa.
    La noche pidiendo agua en medio de tu copa.
    Los días del exilio como lanzas.
    Las heridas como los sapos de los pozos

    y los buzos que cuelgan de las cruces.
    Los peces que guindan de tus senos
    y un Cristo (espantapájaro) que sueña en el ocaso.

    Los días cojos pasan como sapos.
    Amanece la noche entre las sombras
    y un Cristo anuncia la muerte entre los zancos.

    IV
    Arde la espina dorsal de haberte visto.
    Arde mi chaleco en el secreto de tus labios
    y el Cristo perro de tu carne y de mi carne,
    escindido, suave, descascarado,

    como en la eternidad de tu pasado,
    do arden los locos en el crayón de tu boca
    (ruiseñores y pitirres —rosas que florecen
    en mi falo: lo ausente aullando la

    presencia—). ¡Soy Dios y tu mano arde
    rosa en mi deseo! ¡Soy la nada y tu ser
    se abre como orquídea! ¡Soy la mosca

    zumbando en tu pistilo de cristal! ¡Soy
    la ella de tu hombre y eres la él de mi mujer!:
    hay un cuerpo clavado en los espejos. Dios

    me seduce como tu lengua. Soy el amante
    de Dios, el falo de Dios, lo que falta de Dios.
    Coscolina... la mujer arde entre las rosas.



    2004-03-22 01:00 | 0 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://gargantua1.blogalia.com//trackbacks/16914

    Comentarios

    portada | subir