ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

{Gargantuario. Nuevo poemario de los cien gaiteros del delirio}

{ Libro de odas y versos escritos en las paredes de la Taberna del Olvido. }

Archivos

Gargantuario en Blogia
GARGANTUARIO - NUEVO POEMARIO DEL OLVIDO

<Marzo 2021
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        


Categorías

  • Ahmed Ben Waddah
  • Alejandra Del Río
  • Alí Al Haded
  • Ana de Santana
  • Ana Istasrú
  • Analía Norak
  • André Breton
  • Angelina W. Grimke
  • Anónimo
  • Antonio Brañas
  • Antonio Casares
  • Antonio Machado
  • Araceli González Vázquez
  • Benito Lertxundi
  • Bertolt Brecht
  • Blas De Otero
  • Boulat Shalvovich Okoudjava
  • Carlos Cano
  • Carlos De La Púa
  • Carlos Orihuela
  • César Cortijo
  • César Vallejo
  • Charles Baudelaire
  • Charles Bukowski
  • Cumbia Villera
  • Daniel Mir
  • Douglas Mondo
  • Dulce María Loynaz
  • Émile Verhaeren
  • Etienne Toko-Nzaba
  • Extremoduro
  • Federico García Lorca
  • Félix María de Samaniego
  • Felix Rojas
  • Fray M. de la Serna
  • Fredi Guthmann
  • Gabriel Aresti
  • Gabriel Celaya
  • Gloria Fuertes
  • Gus Kahn y Walter Donaldson
  • Gustavo Adolfo Bécquer
  • Hanni Ossott
  • Ibrahim Ben Utman
  • Igor Elortza
  • James Elroy Flecker
  • J.A. Urbeltz
  • Javier Bozalongo Antoñanzas
  • Javier Egea
  • J. B. Elinzaburu
  • J. B. Nina
  • Jean Genet
  • J. Krahe - A. Pérez
  • Joaquin Sabina
  • Jorge Boccanera
  • Jorge Luis Borges
  • Jorge Oteiza
  • José Ángel Buesa
  • José García Nieto
  • José Hierro del Real
  • José Martí
  • José Pedroni
  • Juan Carlos Perez
  • Juan Manuel Jiménez Rivero
  • Juan Manuel Serrat
  • Jules Verne
  • Julio Cortazar
  • Kortatu
  • La Ronda de Boltaña
  • Leopoldo María Panero
  • Luis Á. Piñer
  • Luis Eduardo Aute
  • Manolo García y Quimi Portet
  • Manuel Del Cabral
  • Manuel Vázquez Montalbán
  • María Isabel Borja
  • María Montero
  • Mario Benedetti
  • Mario López
  • Matilde Alba Swann
  • Michel Sardou
  • Miguel de Unamuno
  • Nicolás Guillén
  • Odilon-Jean Périer
  • Paul Celan
  • Pere Gimferrer
  • Pío Baroja
  • Porfirio Barba Jacob
  • Rafael Alberti
  • Rafael Sánchez Mazas
  • Ramón María del Valle Inclán
  • Ricardo Carreira
  • Roberto Goijman
  • Rudyard Kipling
  • Santiago y Luis Auserón
  • Stephen Sondheim - M. Ichason y L. A. Morato
  • Toni Calvo
  • Valerio Magrelli
  • Vicente Aleixandre
  • Walt Whitman
  • Yván Silén

  • Documentos

  • Cuentos de los cien gaiteros del delirio

  • Blogalia

    Blogalia



    Califícame en Bitácoras.net:
    ©2002 Tenebris

    Inicio > Historias > Mi osito amarillo

    Mi osito amarillo

    Mercedes Piqueras Mateo
    ¡Ven aquí osito!
    De pequeña me regalaron
    un osito de trapo amarillo.
    Como no tenía más juguetes
    mi osito era el favorito.
    Jugaba con él a todo,
    a las mamas y a los hijos,
    lo paseaba en el carro,
    lo llevaba al mercadillo,
    incluso se merendaba
    algún que otro potito.

    Con el paso de los años
    lo eché en el olvido.
    Lo guardaron en un baúl
    pues yo había crecido.
    Un día revolviendo cosas
    en mantas estaba mi osito
    con su cuerpecito tan blando,
    hecho de trapito amarillo,
    con los brazos abiertos
    pidiéndome auxilio.

    Lo saqué a todo trapo,
    no había envejecido.
    Lo abracé con firmeza
    y me dio mucha tristeza
    verle el rabo descosido.
    Desnudo, sin traje,
    como pasando frío,
    sin lengua de fieltro rojo
    y sin su negro hocico.

    Dióme tanta angustia
    ver así a mi osito
    que obligué a mi madre
    hacerlo un muñeco vivo.
    Le cosió un mono de cuadros,
    volantes verdes y un bolsillo,
    le remendó bien las patas
    y le puso un rabillo,
    media lengua de fieltro rojo
    y un blandito negro hocico.

    Cuando hubo acabado
    de reformar a mi osito
    noté como la alegría
    que te transmite un hijo.
    Incluso me pareció
    que me hizo un guiño,
    y yo de la emoción
    siendo una adolescente
    lloré como un niño.




    Dedicado con todo el cariño al Osito de Peluche y a Burger por haber tenido la delicadeza de contarnos y dedicarnos un cuento tan bonito.

    2003-08-10 21:11 | 4 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://gargantua1.blogalia.com//trackbacks/10503

    Comentarios

    1
    De: Ctugha Fecha: 2003-08-11 03:33

    Uf, un poema que parece tener significado para todo quisqui.



    2
    De: Tubbo Fecha: 2003-08-14 06:27

    Bueno, en mi caso fue un conejo con una enorme zanahoria lo que acompañó mi infancia.
    Creo recordar que también había un osito con pipa y bombín pero de todos modos mi preferido fue siempre el conejito.
    ¡Qué curioso! Hoy en día me sigue pasando lo mismo.



    3
    De: Tenebris Fecha: 2003-08-16 06:51

    Yo creo que quien más quien menos ha tenido en su infancia uno de estos animalitos a los que morder las orejas y tirar del rabo.
    En mi caso fue también un conejo con dos dientes enormes.



    4
    De: Ctugha Fecha: 2003-08-16 08:08

    Yo tenía un oso azul enorme que cosió mi abuela. Sus ojos -que eran botones- los arranqué en varias ocasiones. Ahora lo tienen mis sobrinos.



    portada | subir